23 de noviembre de 2006

---COLUMNA DE OPINIÓN---

-El Recurso Humano: clave en la Industria Turística-

***Quiero inaugurar la sección de opinión de este blog, introduciendo un tema que da para mucho debate y para sacar muchas conclusiones al respecto. Aliento a aquellos a quienes quieran sumarse, a dejar sus comentarios al pie de esta columna y generar un intercambio frente a cada temática planteada.

En nuestros días existen avances tecnológicos de enorme importancia tales como el internet, las comunicaciones fijas, móviles, faxes y sistemas integrados que permiten al pasajero organizar su viaje prácticamente prescindiendo del recurso humano intermediario.

Hoy encontramos en internet, un auge de las páginas de ventas de segmentos aéreos, ventas de pasajes de bus o barco, así como también la posibilidad de viajar a través de la tecnología informática y poder visualizar desde la plaza principal del lugar al cual viajaremos, ya sea a través de una página, o a través de Google Earth, hasta poder respirar a kilómetros de distancia sobre la que luego será la almohada de nuestra cama de hotel elegido.

Ahora bien, según esta línea de pensamiento, podríamos suponer que los agentes de viajes habrían quedado obsoletos y fuera de época y que la gente podría autoabastecerse, o lo que es igual, expresar que los nuevos viajeros conocedores de las tecnologías podrían dejar de lado el contacto humano.

Hay opiniones encontradas. Es cierto que los avances permiten a los viajeros saber de antemano cuánto van a pagar por sus pasajes y por sus estadías; tambien les permiten visitar los lugares de antemano y saber qué excursiones realizar y a qué sitios es recomendable prestar más atención que otros. Sin embargo, el contacto humano con personal capacitado es fundamental y no puede dejarse de lado a la hora de diseñar algo tan bonito, pero a la vez complejo, como lo es un viaje de placer, de negocios o de visita familiar.

Los profesionales del turismo no sólo están capacitados para "vender" pasajes, hoteles o excursiones. Lo están también para "asesorar", para aconsejar acerca de las costumbres del lugar, para eventualmente conocer de los lugares y dar su visión personal sobre lo que es más aconsejable y los cuidados que hay que tener. Y también lo estarán para solucionar posibles inconvenientes que podrían producirse en el principio o en el medio de los viajes. Son nuestra compañía implícita en cada viaje...ese clima de sentirnos escuchados que aún precisamos los seres humanos para sentirnos contenidos. Serán nuestros consejeros en cuanto a documentación, formas de comportarnos y maneras de movernos en el lugar de destino. Descifrarán por nosotros los códigos y lenguajes del medio turístico. Intermediarán por nosotros para que obtengamos los mejores servicios y la mejor atención en todos los ámbitos en los cuales intervenga el viaje.



Es imposible reemplazar la calidez que ofrece un guía de turismo que lleva adelante una excursión. Su función, además de ser la de mostrarnos los lugares mas emblemáticos, será la de permitirnos llevar un recuerdo mental más acabado del sitio que hayamos visitado. Amenizarán las excursiones con humor, con sensibilidad y con toques humanos. Harán que los lugares representen algo dentro de nuestro ser.

Y en la industria hotelera y gastronómica sucede exactamente igual. Aquellos viajeros solos o acompañados de sus familias o amigos buscarán en el factor humano la compañía que los contenga a tantos kilómetros de distancia de su lugar de origen.

Por todo esto es que decimos que el turismo es "una industria sin chimeneas" una industria cuya materia prima no son sólo los sitios turísticos y sus atractivos, sino también la sociedad receptora de los turistas y las personas de todos los niveles de trabajo del turismo que velarán para que nuestro viaje sea exitoso y de esta forma el círculo de satisfacción se retroalimente y se confíe cada vez más en la necesidad de mejorar los servicios al turista en pos de hacer crecer la industria turística.


2 comentarios:

Luciano dijo...

Hola Roberto, bueno mas que nada felicitarte por este emprendimiento del blog que puede llegar a hacer fuerte el tema turistico mediante comentarios, y vivencias expresadas en el espacio.
Como futuro Licenciado en Turismo te dejo una inquitud para un proxima columna de debate: Ees necesario tomar el recurso turistico como tal? no es un recurso algo que se explota y puede acabarse sin tomar las medidas necesarias?... bueno gente adios y ya estaremos en comunicación.

GER! dijo...

¿Qué querés que te diga? Por más tecnología que tengas a tu disposición, no hay nada como el touch humano. No se puede prescindir de eso. Además, será mi falta de costumbre, pero planificar un viaje sólo en función de lo que veo en una pág de internet me da una sensación de irrealidad tremenda.
Saludos!